viernes, 13 de enero de 2017

El comienzo de una Nueva Vida para nuestra familia: dos años junto a Lera.

     Cómo olvidar aquel día...aquella despedida de la casa cuna de Zavodskoy, tras un momento tan esperado y deseado: aquel "hasta luego", que ya hemos podido cumplir y de la mejor manera...volviendo junto a Lera para agradecer tanto el trato y los cuidados a nuestra hija, como la oportunidad que se nos dio a los tres.


     Hoy, día del "Año Nuevo Viejo" (Antiguo Año Nuevo) en Rusia, será también recordado por ser el que nos unió para siempre en familia, tras hacerse firme la sentencia de adopción: la primera noche juntos, aquella primera cena...el primer día en el que ya no tendríamos que volver a despedirnos. 

     Cada día, recordamos con nitidez cada detalle, cada instante: la tranquilidad con que descansaba Lera, y sigue haciéndolo a día de hoy: aunque en aquellas primeras jornadas, siempre era capaz de captar y sentir la presencia a su alrededor, y en las cuales a pesar de acudir sigilosamente a observarla, siempre nos recibía con los ojos abiertos. Qué decir pues, de aquellas miradas constantes alrededor de la cuna del VLAD Inn y de aquella tranquilidad y confianza que mostraba hacia nosotros, que seguíamos siendo unos desconocidos a pesar de los gratos momentos compartidos. 

     Cómo olvidar aquellas cariñosas palabras y lágrimas de despedida de sus cuidadoras... o aquellas ropas que la vestían por última vez. Cómo olvidar el entusiasmo de Lera al oírnos llegar, contándole orgullosa a todos, y con convencimiento total, que venían sus papás a buscarla...para irse con ellos: y eso, teniendo en cuenta su escasa edad; para que quizás luego podamos pensar que carecen de recuerdos o de capacidad para interpretar o comprender la situación. 

     Hoy, sentimos la alegría de haber podido cumplir con nuestros mejores deseos y promesas: mantener el contacto con quienes colaboraron e hicieron posible nuestra unión, incluso con la casa cuna y sus trabajadoras, enviando imágenes de Lera y su familia; pero también, pudiendo volver a visitar aquel lugar junto a Lera y saludar a quienes tanto Amor y cariño nos dispensaron en todo momento. Allí también tenemos familia; y un vínculo inquebrantable con personas y lugares que lo hacen único: allí, en Vladivostok, Zavodskoy y Artiom, están los orígenes y cuna de nuestra querida hija...y donde reposa y siempre nos aguarda, una parte muy importante de nuestros corazones.


     Este mismo día hace dos años, no comenzaba únicamente un Nuevo Año Viejo, sino una Nueva y Esperanzadora Vida para nuestra familia... el primer día de nuestra historia juntos; marcado por un hecho inolvidable: se hacía realidad el Milagro de la Adopción... el Mágico momento de nuestra Unión.


     Han sido dos años plenos de alegría y felicidad, aunque como ya sabíamos, cargados también de temores, formación y continua alerta ante cualquier imprevisto o señal, tratando de prevenir dificultades; ya sean en la adaptación, salud o comportamiento... Dos años que no cambiaríamos por nada en el mundo; y que viviríamos de igual modo y con la misma intensidad, una y mil veces. Aunque no es fácil; no existe nada que merezca más la pena... GRACIAS...


miércoles, 11 de enero de 2017

Y volvió la "normalidad"...

     Esta semana, vuelve nuevamente la normalidad, tras la vuelta al cole de los peques; y con ello, la vuelta a una rutina habitual y unos horarios y actividades regulares...aunque también, se echa mucho de menos ese tiempo extra en compañía de nuestros hijos. Regresan también esas clases de ruso o de ballet en el caso de Lera; aunque hay que sumarlo a los innumerables pero siempre agradables y entretenidos cumpleaños, que a su edad, dejan tantos recuerdos, sonrisas e imágenes...
     Por otro lado, la pasada semana, aprovechando las vacaciones de Lera, presenciamos la representación de "El Cascanueces", a cargo del la compañía del Ballet Imperial Ruso, que actuaba en el Teatro Lope de Vega de Madrid hasta este pasado fin de semana... aunque sigue representando en la misma Gran Vía, y hasta casi fin de mes, en el Teatro de La Luz, otro espectáculo por todos conocido, "El Lago de los Cisnes". 

     Es cierto que si Ded Moroz y los Reyes Magos han traído regalos educativos y acordes a los gustos y necesidades de nuestros peques, también es más que grato poderlos compartir con ellos y observar sus avances al tiempo que disfrutan de ellos. En nuestro caso, siempre dejan algún que otro juego pedagógico y por supuesto, acorde a los gustos de Lera, alguno de tipo musical...aunque en cualquier caso, siempre quedan sus canales infantiles preferidos de música en su idioma de origen; como puede ser "Kukutiki" ( Кукутики : en ruso, por si alguien tiene curiosidad en verlos), que ameniza cada instante y le permite realizar al tiempo buena cantidad de ejercicio físico.

     Tenemos la enorme fortuna de reunirnos habitualmente con otras familias adoptantes, con quienes poder compartir y comentar los avances y dudas que nos van surgiendo a todos; y de ese modo, también surgen nuevas ideas y nuevos proyectos que realizar con nuestros hijos...  aunque el mero hecho de poder estar en torno a nuestros pequeños, ya es el mayor aliciente y el mejor motivo para tratar de hacerlo: es muy importante para todos, pero muy especial para ellos, que de algún modo, sienten una perfecta sintonía desde el primer instante...y nunca sabremos si es por su forma común de actuar, o por algún tipo de instinto, pero el hecho es que lo hacen tremendamente fácil. Observando a nuestros pequeños, sobre todo destacamos la incesante actividad, como si tratasen de recuperar tiempo perdido...y en todo caso, cuando estos encuentros se producen entre pequeños que ya se conocen de ocasiones anteriores, recuerdan cada detalle, incluso algunos que a los mayores podemos pasar por alto. Y qué decir de lo plácidamente que descansan, tras el desgaste físico y emocional que se produce en estos casos...

     Feliz vuelta al cole...

jueves, 5 de enero de 2017

Ya vienen los Reyes Magos...y la Magia que siempre les acompaña.

     Parece que la Navidad toca a su fin. Tras el Año Nuevo y la noche en que hace su aparición Ded Moroz, aún quedaba una cita muy importante y entrañable para los pequeños...pero también muy emotiva para los mayores: la Cabalgata y posterior llegada a casa con los correspondientes regalos, de los Reyes Magos. 


     Esta tarde, viendo el brillo de Lera en sus ojos, con la tremenda emoción e ilusión que suscitaban las carrozas y los Reyes Magos, volvíamos a ser niños...disfrutando con una tremenda emoción, del paso de la Cabalgata. Se llenaban los ojos de lágrimas pudiendo observar a nuestra hija, como vivo reflejo de todos y cada uno de los niños, que sienten y creen en la Magia; no sólo de la Navidad, sino también de la vida: Lera, fue una especie de Milagro...y su llegada fue algo mágico y maravilloso, sin duda. Pero también, sentíamos hoy la Necesidad de muchos pequeños de vivir instantes así, creados precisamente para el gozo y disfrute de "todos" los menores... Tristeza por el recuerdo de quienes no tendrán ocasión tampoco esta vez; pero Esperanza de que todos en el futuro puedan gozar de estos y tantos otros momentos que les corresponden...

     Recuerdos también de esta Plaza Roja engalanada tras la Navidad Rusa, en nuestra última visita junto a Lera, aquella misma mañana de su llegada a casa...

     Queda esta noche de Magia, que viviremos intensamente gracias a nuestra hija...y como grandes amigos que son los Reyes Magos de Ded Moroz, traerán aquellos regalos que éste olvidó el pasado fin de semana: porque por supuesto, como ella misma dice..."Lera ha sido muy buena". Aunque no podemos ni debemos olvidar, que el mejor regalo que puede recibir cada menor, es una familia y el Amor y Cuidados de esta... Y eso, es lo que hoy le pido a Los Reyes Magos para todos ellos. Feliz Noche de Ilusión...


sábado, 31 de diciembre de 2016

С Новым Годом!!!...(Feliz Año Nuevo).

     Hoy, en este día tan especial de Fin de Año, me es imposible olvidar, que nueve horas antes, comienza el nuevo año en nuestra querida, anhelada e íntima Vladivostok...exactamente a esta misma hora: С Новым Годом!!!

     Hace un momento, recibíamos una imagen de Ded Moroz, que comenzaba su labor justo en ese instante, en el Lejano Oriente Ruso: "Has sido bueno?"...nos decía... 

     Cómo no recordar también, aquel Fin de Año que celebrábamos en la más íntima Soledad del VLAD Inn de Vladivostok, donde esperábamos el momento de poder comenzar junto a Lera esa vida en común con la que soñábamos... Fue aquella una Nochevieja extraña, distinta, pero inolvidable y sinceramente, muy muy especial: sabíamos que no necesitábamos grandes viandas, porque los sentimientos alimentaban como nunca nuestros corazones y nuestro cuerpo...pero los recuerdos y la escasa distancia que nos separaba de Lera (ya nuestra hija, pero sin posibilidad de acompañarnos aún hasta que la sentencia fuera firme), nos hacían sentir que no existía ningún lugar en el mundo donde desearíamos estar más que allí, en ese preciso instante. De hecho, lo repetiríamos...una y mil veces; con aquellos mismos sentimientos y por qué no, aquella misma "tristeza" de sentirnos "sólos" en la habitación del hotel...y al evocarnos el entorno, todo aquello por lo que habíamos pasado en la vida hasta que ese momento se estaba produciendo: parecía un sueño...un Cuento de Navidad más hermoso del que nunca podíamos haber imaginado; pero en ese caso, era real...aunque hoy mismo, nos sigue pareciendo un sueño. Quien nos permite recordar todo con total nitidez, es Lera; y también nos hace recordar a quienes compartieron aquellos días junto a ella: in situ, como Iván, Lyuba o Katia... o a través del teléfono y el ordenador (incluidos quienes visitabais este blog); familiares y todos aquellos seres también queridos que nos acompañaban en todo momento...así como aquellos a quienes seguíamos agradeciendo cada empujoncito que habían dado para que este momento se produjese. A día de hoy, no creo haber olvidado a nadie: y como entonces, sigo agradeciendo todo aquel apoyo, tanto a nuestra familia, como a todas y cada una de las que estaban (y estarán) pendientes de un proceso de adopción en Rusia. Vivimos también nuestro particular y común Milagro, consiguiendo que los procesos en Rusia continuaran; y aunque a mucho menor ritmo en la actualidad, sigue siendo una opción y una posibilidad, sobre todo para los pequeños que allí esperan una familia...
     Es buena oportunidad para agradeceros también a todos vuestra compañía y apoyo; y deseando que esta "relación", pueda mantenerse durante mucho tiempo (aunque muchos ya sabéis lo complicado que es tras la adopción, encontrar un mínimo instante...).
     Os deseamos a todos, un Feliz 2017, cargado de Felicidad, Amor y Salud... 

viernes, 30 de diciembre de 2016

Una triste pérdida... Red Army Choir y la Doctora Liza.

     No quiero terminar este año, sin recordar a todos aquellos que nos dejaron...aunque no sólo durante estos doce meses; sino a quienes también conocían y acompañaron nuestro sueño de ser padres, desde hace muchos años: alguno de ellos incluso, tuvimos ocasión de despedir y visitar hace poco tiempo; y no dudamos que volveremos a hacerlo con todos ellos, acompañados de Lera, para que nunca olvide a quienes tan importantes fueron, son y serán, para nuestra familia. 
     Con ello, también quiero recordar una noticia que nos impactó y causó tremenda tristeza: la de una triste pérdida...
     Este pasado domingo, día de Navidad, se producía un accidente de aviación, que nos encogía el corazón; y por el que siempre será tristemente recordado vuelo TU154 ... Como todos los accidentes, genera una tristeza tremenda, pero además, en ella se perdía casi en su totalidad, a uno de los mayores símbolos y representantes de la cultura y tradición rusas...; un gran exponente de la música, así como una referencia para sus compatriotas: el Coro del Ejercito Rojo (Red Army Choir ó Compañía Alexandrov). También en ese accidente, fallecían los miembros del ballet de dicha Compañía, algunos periodistas y una persona muy involucrada con los menos favorecidos: la Doctora Liza (Yelizaveta Glinka), defensora e impulsora de los derechos humanos, que viajaba junto a un cargamento de medicamentos para la población siria, en tan grave situación desde hace ya demasiado tiempo. 
     Esta compañía, no sólo representaba la historia del pueblo ruso a través de su música, sino que se amoldaba a los cambios sociales, incluyendo en su repertorio, grandes obras de todos los tiempos y lugares; entre otras, esta jota aragonesa que se hizo viral en las redes sociales hace pocas semanas...

     Desde aquí, queremos rendir nuestro homenaje y tributo a todos los fallecidos; y qué mejor forma de hacerlo, que a través de su propio Legado: una música que nos transporta y nos evoca numerosos y muy gratos sentimientos... Descansen en Paz todos ellos... 

     No sólo es la pérdida de un maravilloso conjunto de voces y personas; sino también la de unos fantásticos embajadores del pueblo ruso... 

     Con ellos, se pierde a su vez, parte del alma rusa.


jueves, 29 de diciembre de 2016

Las celebraciones, marcan un día feliz...

     Hoy, el día llegaba cargado de ilusión y de futuro: una jornada marcada por numerosos Cumpleaños...todos ellos, con un origen común: Vladivostok. Este 29 de diciembre, nos transmitía una enorme sensación de alegría: por nuestra querida amiga Katia, un par de amiguitos llegados hace poco a casa...y por una pequeña a quienes algunos recordaréis, pues dirigió nuestros corazones hasta que definitivamente, conocimos a Lera: Sabrina. Esta pequeña, encontró su familia en el lugar donde vino al mundo, por lo cual, también estamos felices...aunque llegamos a sentirla muy cerca y a punto estuvimos de viajar a conocerla. Hoy, nos queda su grato recuerdo y el sentimiento reconfortante de saberla querida y rodeada del calor de una familia...

     Es por tanto, una fecha casualmente cargada de onomásticas y con otro punto en común además del origen: el cariño que les tenemos a todos ellos...

     Comienza la cuenta atrás para la llegada del Año Nuevo...y con él, la de Ded Moroz!!! Habéis sido buenos? 

sábado, 24 de diciembre de 2016

Una Nochebuena rodeada de Magia... Día de celebración y de recuerdos: Dos años de unirnos en familia.

     Es hoy y siempre lo será esta fecha, un día muy muy especial: la Nochebuena, quedó íntimamente relacionada con nuestra familia, hace exactamente dos años...cuando Lera se convertía oficialmente en nuestra hija; y nosotros, en sus padres. Comenzaba pues aquel día 24 de Diciembre, una vida en común, con la que soñábamos desde el mismo momento en que la conocimos y comenzamos a actuar como padres, cuidando y preparando cada detalle para si como ocurrió, nuestro ofrecimiento de adopción, era aceptado y aprobado por las autoridades rusas y en concreto, por la jueza que se encargó de dictar sentencia. Desde aquel día, hubo aún que esperar para poder tenerla a nuestro lado...pero ya, no nos separaríamos de ella, visitándola durante aquellas blancas navidades en Vladivostok (por otro lado, incomparables e inolvidables). 

     También recordamos esta fecha por la tremenda alegría y por quienes compartieron aquellos días y aquellas visitas con nosotros...: aún a pesar de su estado, Iván nos acompañaba cada día, hasta que el cuerpo se resintió y no pudo continuar haciendo lo que mejor y con más cariño hacía... permitir que los pequeños, encontraran aquella familia que los buscaba y deseaba. 

     A esta misma hora de aquí (aproximadamente las 4:45 de la madrugada), con la diferencia horaria de Vladivostok (9 horas más), oíamos hace dos años de boca de la jueza, la tan esperada sentencia favorable... y Lera nos devolvía el espíritu de la Navidad y nos enseñaba a amar (y cada día a partir de aquel) aún más de lo que siempre habíamos hecho. Ese día, creíamos estar en una nube...y desde entonces, también Lera nos permite permanecer en ella, soñando con el futuro y disfrutando su compañía. En aquella ocasión, únicamente deseábamos poder a abrazarla tras salir del juzgado; pero desde aquel momento, es lo mismo que deseamos cada instante en nuestra vida en común. Nunca podremos olvidar aquel día y todos los que permanecimos en aquel viaje a Vladivostok...pero también recordaremos siempre, todo aquello que rodeó este proceso de adopción y a las personas que, debido a las circunstancias, se convirtieron en familia. Conocimos infinidad de familias que luchando por un objetivo común, abrían sus corazones compartiendo su esfuerzo y sentimientos: y eso fue lo que nos permitió unirnos a muchas de ellas...todas recordadas con cariño; pero también muchas, con las que mantenemos suficiente contacto como para no sólo recordarlas siempre y tenerlas constantemente en nuestra mente, sino para compartir maravillosos momentos en nuestro día a día.
     Deseamos compartir nuestra felicidad por este día tan especial: por este segundo aniversario... La Nochebuena, será para siempre, una Buena Noche; y brindaremos por todos aquellos a quienes queremos y también por quienes ya no pueden acompañarnos con su presencia...

     Feliz Navidad a todos: gracias por permitirnos acompañar vuestro camino y por hacer del nuestro, mucho más llevadero y esperanzador.