viernes, 14 de julio de 2017

Hace tres años, conocíamos a nuestra querida Lera.

     Hace hoy tres años, veíamos por primera vez su rostro: este mismo día, de 2014, conocíamos a Lera y poníamos rostro y nombre a nuestro futuro...el de esa angelical niña que se balanceaba en un vetusto columpio del lejano barrio de Zavodskoy, en Artiom; cercano a la ciudad de Vladivostok. 


     No es fácil expresar los sentimientos de aquellos momentos; pero lo más evidente, es observar el cambio sufrido en ese rostro y ese pequeño cuerpo tan poco acostumbrado entonces a sorpresas y nuevas experiencias. Aquel rostro triste, sin expresión; se vio rápidamente reemplazado por uno alegre y risueño, con ganas de vivir y sentir cual pájaro en libertad... Simplemente viendo su rostro, puede uno darse cuenta de lo realmente maravilloso que es un encuentro de estas características. Y para nosotros, un hecho inolvidable y una jornada profundamente emotiva.


     Un día como hoy, se convierte en un día de agradecimiento: recordamos también con enorme cariño y tremenda nostalgia, tanto a todos aquellos que colaboraron e intervinieron en nuestro encuentro y posterior adopción, como quienes nos acompañaron en el camino...y sobre todo, a quienes nos acompañarán siempre en el corazón y por desgracia, no podremos volver a ver. Gracias...y nuestro más sincero cariño.


jueves, 13 de julio de 2017

Su primer día en el cine.

     Este lunes, fue el elegido para poder vivir una nueva (aunque muy sencilla) experiencia con Lera. En esta ocasión, se trataba de algo tan simple como ir al cine...pero se convertía en una nueva "primera vez" a su lado. Un hecho al parecer muy elemental; pero debido al carácter de Lera y a su ímpetu e impaciencia, era preceptivo esperar el momento. Y como decía, llegó... 

     Normalmente, no tiene suficiente paciencia para permanecer quieta durante el tiempo que dura una película; con lo cual, no termina nunca de verlas...e incluso parece cansarle si vuelve a verla desde el punto donde la dejó de ver la ocasión anterior; así es que fuimos preparando el camino, introduciendo elementos no muy habituales como las palomitas, para ir incentivándola. Era todo un acontecimiento para ella; y estar allí, a punto de descubrir algo nuevo, ya era suficiente motivo para atraer su atención sobremanera. La película elegida era Gru 3...y reconozco que el plan también nos agradaba a nosotros; aunque mucho más, poder observar su reacción, que no defraudó y cumplió nuestras expectativas: disfrutó enormemente y a pesar de un pequeño momento, estuvo entretenida y pendiente de la pantalla. La música, ayudó a mantenerla tan atenta y activa, porque cuando oye una nota, parece activarse en ella un instinto que evita que pueda mantenerse quieta...y por supuesto, debe bailar. 
     Fue una nueva y grata experiencia...y también dio buena cuenta de las palomitas...

miércoles, 5 de julio de 2017

La importancia de la adaptación y vínculo alumno-profesor.

     Inesperadamente, siento tristeza, frustración y desilusión... El motivo? La decisión del centro educativo de Lera de, entre otros, prescindir de la tutora y profesora de nuestra hija. Es algo inesperado; más aún cuando se siente el cariño, empatía y buen hacer con los pequeños. Se supone que debe existir un necesario vínculo entre alumnos y profesor(-a), que beneficie la relación e interacción entre ellos: de ahí, que se decida mantener un ciclo completo de enseñanza con el mismo profesor para el mismo grupo de alumnos. Es evidente que alterar de manera tan brusca esa relación, comenzando cada año con un nuevo profesor, perjudica el avance e incluso la adaptación entre profesor y alumnos (y en el caso de nuestra hija, como en el de cualquier pequeño que ha sido adoptado, se trata de un aspecto aún más importante). Nosotros en particular, aprendimos lo necesario que es establecer un estrecho vínculo con un hijo durante su adaptación tras una adopción...algo que se hace extensible a todos aquellos con quienes debe mantener un contacto continuo, que le sirva para adquirir confianza y seguridad, tanto en los demás como consigo mismo. Es para nosotros por tanto, un paso atrás; así como un trago difícil de digerir, más aún teniendo en cuenta la fabulosa evolución, así como el cariño y seguridad que ha experimentado Lera al lado de su querida profesora. Sin duda, el peor trago les espera a los niños, cuando vayan asumiendo que el próximo curso, nuevamente cambiarán de tutora... 

     Normalmente, no suelo quejarme; porque de cualquier modo, no deja de ser una empresa, que contrata y despide acorde a sus necesidades: pero en este caso, no puedo creer que se trate de una decisión dependiente de su valía y calidad profesional...puesto que estos son más que evidentes. Lo realmente triste, es no tener la ocasión de poder mostrarle nuestro cariño y apoyo...poder agradecerle su dedicación para hacer posible entre todos, que Lera experimentase tan increíble cambio. Echaremos de menos su sonrisa de cada mañana al recibir a Lera; y su cariño al despedirse cada tarde...esa complicidad para poder comentarnos día a día, cuál había sido su actitud y comportamiento; y como cada día, iba comprendiendo más la importancia de cada gesto y cada paso dado por nuestra peque. Este curso, había sido un gran comienzo, por la total empatía de ambas y la evolución experimentada en todos los aspectos, tanto educativos como conductuales; pero por desgracia, deberemos repetir y explicar nuevamente cada detalle para evitar crear más confusión a Lera.


     Ahora, a final de curso, se observan los resultados de un año de dedicación y superación... en lo cual, ha influido positivamente y de forma evidente, su profesora: Cómo la ha incentivado... cómo comprendió lo necesario que era el proceso de adaptación de Lera a ella misma; pero cómo también, tras su aceptación, le sirvió de estímulo y motivación...cómo fue capaz de reconducir con paciencia su actitud, aún con alguna que otra laguna que fue superando y mejorando con esfuerzo. Esperamos no hacerle pasar a Lera por otro periodo de adaptación, aunque parece inevitable, ya que todos sus compañeros deberán hacerlo. 

     "Vanessa, (que así se llama esta profesora) seguro que te agrada saber que Lera, ya lleva más tiempo con nosotros del que estuvo esperando a su familia...seguro que te llenaría de orgullo saber que el cariño que siente por ti, es una de las cosas que más han marcado su carisma y que ocupas un lugar importante en su corazón. Recuerdo aquel primer día de curso, cuando confesabas tus sentimientos tras haber leído las historias de los pequeños; aquellas que plasmamos en el libro viajero el curso anterior, y en el cuál, contábamos lo importante que serían sus compañeros y profesores para ella en su adaptación y su futuro...y la paciencia que pedíamos por si pudiera ser en algún momento demasiado impulsiva, debido a su ímpetu y pasión por descubrir el mundo al que se acababa de asomar...ese que aún la apasiona, sin permitirle dar un momento por perdido. Recuerdo aquella emoción que quisiste compartir; y lo pendiente que estaba tras pedirle que nos comunicará cualquier detalle, aunque pareciera mínimo, para poder tener bajo control cada aspecto de su adaptación. Quiero que sepas, que le has enseñado a asentar las bases para su aprendizaje y conocimiento; motivándola incluso en su comportamiento...haciéndola responsable y permitiendo que su autoestima aumente. Qué lástima Vanessa, que tan pronto deban separarte de "tus niños" (los otros, además del tuyo propio que sin duda, tendrá fortuna de tenerte como mamá); porque todos ellos, te echarán de menos, porque de hecho ya lo hacen... No parece justa tu marcha, tras un curso en que día tras día, se escuchaban alhagos y buenas palabras tanto de tus pequeños, como de sus familias... Seguirás en sus vidas, sin dudarlo; y te lo demostrarán cada vez que coincidáis cualquiera que sea el lugar. Descansa y recapacita, porque viendo el lado positivo (y dejando a un lado por un momento, la inexplicable situación...) , comprobarás lo hermoso que es sentir el cariño y respeto de todos; sabiendo que no habrá, como en muchos otros casos, quienes a tus espaldas puedan decir lo contrario... Continúa con la cabeza bien alta, porque puedes presumir de ello. Tu labor y tu esfuerzo, darán sus frutos y permanecerá de manera positiva en la memoria de todos: quizás en su momento, otros sean reemplazados sin ser recordados o sin haber aportado algo positivo a los demás...y eso sí debería generarles tristeza. 

     Buen viaje y que el futuro te depare todos los éxitos y alegría que mereces... Gracias por todo, Vanessa..."


     Han pasado pocos días desde que escribí estas palabras y ayer, Lera se encontró con Vanessa...y como sabíamos qué ocurriría, lo primero que hizo, fue asegurarle que "la echaría mucho de menos": de manera tan real y tan sincera como únicamente un niño podría transmitir. Y esta, no será sino la primera ocasión que tenga que escucharlo...

jueves, 29 de junio de 2017

Juntos...por el resto de nuestros días.

     Podría parecer un día normal...o pasar como tal. Pero para quienes queremos ver cada día como especial; lleno de recuerdos o de momentos para recordar en el futuro, sentimos cada ocasión y pensamos cada instante como único. De hecho, llevaba tiempo esperando que este día llegase: haciendo los cálculos pertinentes para saber que hoy ya, Lera lleva a nuestro lado, más tiempo de lo que permaneció alejado de nosotros, de su familia, de su hogar y de quienes la aman por encima de todas las cosas, pensando cada segundo en ella y en sus necesidades; buscando su plena Felicidad...y vamos enfilados en ese camino. Si no de un modo de otro, parece tratarse cada día como uno especial y de celebración, pero como en esta ocasión, se trata de un detalle muy importante para nosotros...

     Todo son fechas; todo son experiencias recordadas con perfecta nitidez: con la misma claridad con que se sentían en el preciso momento en que sucedían... Se trata de una etapa vivida con tremenda intensidad; como si cada día, fueran al menos dos: tratando de recuperar el tiempo quizás perdido por Lera; pero sin apenas tiempo para descansar...ya que a las necesidades de cualquier pequeño, se unen otras propias de nuestros hijos, tan importantes, que nunca debemos olvidar ni pasar por alto: debemos prevenir y anticiparnos para poder detectar cualquier carencia que en un momento surja; sobre todo afectiva o de la propia esencia y los orígenes, que tantas dudas irán generando en ellos.


     Como decía, este es un nuevo día cargado de alegría, esperanza e ilusión, por ese futuro que irá llegando y nos unirá cada vez más... Por ello y tantos otros momentos y motivos; brindamos por ello: por la Felicidad de nuestros hijos...y con ello, la de nuestras familias y demás seres queridos. 


Мы тебя любим, Лера...

jueves, 22 de junio de 2017

С Днём Рождения, Дениска!!!... Hoy, Denis cumple 6 años.

Y      Como todos los años, esta fecha se hace muy especial: además de ser el cumpleaños de un gran amigo, lo es también de un pequeño que marcó nuestra vida para siempre y a quien todos los que seguís este blog, conocéis perfectamente. Hoy, es el Cumpleaños de Denis!!!: este 22 de junio, cumple 6 añitos en la lejana Vladivostok... Y este, es ya motivo para comenzar el día cargados de energía: quizás a esta hora, esté celebrándolo junto a su familia y amigos...quizás abriendo sus regalos, aunque sin duda, el más importante y que más le deseamos, es el Amor de todos quienes le rodean.

     Querido Denis: Recordar cada día a ese abuelo que con tanto anhelo te esperaba y en quien tanta fuerza generaste hasta tu adiós; me permite también tenerte siempre presente... Son muchos los motivos para no olvidarte nunca; pero este será uno más para seguirte amando. Somos más felices de lo imaginado con nuestra hija Lera (deberías conocerla algún día, porque también tú te enamorarías de ella); pero eso no es motivo para no quererte (nuestro corazón, tendría aún cabida para mucho más) y recordarte toda la vida con ese cariño y ese amor incondicional y verdadero que te prometimos y que siempre mantendremos: a pesar de la distancia y tu desconocimiento, nunca más estarás sólo, y serás muy afortunado de tener dos familias que te querrán... A buen seguro que ya, no tienes que celebrar tu Cumpleaños con plátanos y galletas (para que en ningún caso, los pequeños pudieran verse perjudicados por algún tipo de alergia), como nos indicaron en aquella ocasión...en tu segundo Cumpleaños, al día siguiente de nuestro regreso a casa tras conocerte. Sin duda, lo harás con la ilusión de cualquier pequeño, con la tarta y los dulces que corresponden...aunque siempre será otro maravilloso recuerdo el de poder imaginar que aquel, también se trataba de uno muy especial, tanto para ti, como para nosotros. Quizás hoy, sea yo quien coma alguna galleta y plátanos, recordando aquella anécdota que nunca podremos olvidar, volviéndote a sentir cerca, y tratando de protegerte como deseamos hagan tus papás...

Esperamos y deseamos que soples hoy unas velas cargadas de ilusión y optimismo...y que mantengas siempre aquella hermosa sonrisa; junto a la Esperanza y alegría que conociste y sentiste a nuestro lado...la misma que también a nosotros nos permite tener la certeza y la confianza de que aquella Felicidad no se acabó y perdurará para siempre, acompañando tanto nuestras vidas como la tuya: y con el mismo deseo de volver a encontrarnos algún día y poder observar cómo convertiste el futuro en oportunidades y aprovechaste cada una de ellas para ser ante todo, un buen chico feliz. Cierro una vez más los ojos, imaginando tus labios soplando y pidiendo un deseo. Una vez más, nuestro regalo será lo más hermoso que un corazón puede ofrecer: nuestro amor y mejores deseos. Hasta siempre, Denis...que seas muy feliz. С Днём Рождения, Дениска!!! 


     A alguno podrían extrañarle estas palabras y este maravilloso recuerdo: alguno podría pensar que se trate de un duelo no superado...pero más allá de eso, se encuentran los sentimientos y la maravillosa experiencia que rodeó nuestra historia junto a este pequeño; y cuyos recuerdos no generan más qué aspectos positivos y que siempre ofrecerán optimismo. En la vida, no estamos exentos de retos, dificultades y tristezas; pero también estos dependen del modo de afrontarlos: y si se viven con intensidad, pasión y coraje, cuando menos, si en algún caso no podemos o no está a nuestro alcance la capacidad de superarlos, podrán servirnos de enseñanza y hacernos más fuertes... 

     никогда не сдаваться... (Nunca te rindas).


jueves, 15 de junio de 2017

Cuatro años ha..

     Hace hoy exactamente cuatro años, emprendíamos el viaje que marcaría nuestras vidas para siempre... Era nuestro primer viaje con destino Vladivostok; y nunca antes, podríamos haber imaginado que fuera a cambiar tanto nuestras vidas, pero también nuestros pensamientos, sentimientos y por supuesto, prioridades. Nunca antes podríamos haber reflexionado tanto acerca de la vida y de los auténticos problemas que en ella pueden presentarse; como tampoco lo habíamos hecho quizás con la misma consciencia y objetividad sobre lo que realmente es importante...sobre los problemas que tantas veces creemos tener; y que desde aquel momento, sin duda comenzamos a relativizar. 


     Nos embarcábamos entonces, en un vuelo con destino lejano; pero con un futuro incierto, aunque en aquellos momentos mucho más claro de lo que encontraríamos meses después...pero también aquel viaje y lo que en él conocimos y aprendimos, nos llenó de Fuerza, Coraje y Determinación; pero ante todo Motivos, para afrontar el complicado camino que, sin poder presagiar, aún nos quedaba por delante.

     Conocer la realidad con la que conviven los menores carentes del calor, cuidados y amor de una familia, marcó a fuego nuestros corazones; y nos permitió madurar aún más como personas.

     Como cualquier otra familia (creo...), viajábamos con una especie de venda en los ojos: comenzábamos el camino definitivo, con el "egoísmo" (que de ningún modo es así) de DESEAR ser padres...de tener un hijo (-a): pero, no es posible comparar ese deseo natural, con la carencia, con la NECESIDAD de cualquier menor de tener una familia. Por supuesto, la unión que si todo iba bien culminaría con la adopción, era algo beneficioso (y mucho) para todos... pero sentir y observar esas férreas (que no podrían ser de otro modo) rutinas a las que los menores se ven obligados día a día, nos permitían sentir el dolor, no tanto por su situación (ya que el trato cercano que nosotros pudimos contemplar, sí era mucho mejor de lo quizás imaginado), sino por las limitaciones y las libertades de las que carecían; y que a su vez da la crianza en una familia... Nos dolía el alma, a pesar de verlos jugar y sonreír alrededor nuestro; y nos proporcionaba malestar el no poder ofrecerles a todos ellos, lo mismo que estábamos dispuestos a dar a aquel pequeño a quien viajábamos a conocer tras la asignación. 

     En aquella ocasión, conocimos a Denis (y muchos otros niñ@s), un pequeño que nos enamoró y con quién soñamos un futuro que comenzamos ya entonces a diseñar y por el que comenzamos ya a vivir y luchar ...y aunque finalmente el Destino quiso que no fuera él quien nos acompañara a casa; sirvió de base para irse gestando la llegada de nuestra querida Lera. Prometimos a Denis un futuro feliz a nuestro lado; alejado de las limitaciones y carencias afectivas que tanto necesitaba...pero si por algo estamos agradecidos y contentos, es de haber hecho todo lo que estaba a nuestro alcance (y mucho más...) para conseguirlo: y no fuimos nosotros, debido a las circunstancias y a la aparición de una familia rusa que precipitaron nuestra separación; pero vivimos felices sabiendo que encontró una familia...y con la tranquilidad y el convencimiento de que si algún día lo necesitara, seguiría teniendo a aquella familia que un día fue capaz de luchar lo indecible, para convertir en realidad lo que parecía imposible; para conseguir que estuviera a su lado... aunque quizás él nunca lo sepa (que por otro lado, sería un buen indicador de que todo le fue de maravilla, como así deseamos).

     Conocerlo y vivir aquella maravillosa experiencia...ver su increíble cambio y sentir el despertar de todos sus sentimientos, de su alegría y esa felicidad retenida y aletargada, nos permitió sentirnos padres y ser capaces de pensar en alguien a quien acabábamos de conocer, más que en nosotros mismos... Fue, la primera vez que oímos las tan anheladas y mágicas palabras: Papa y Mama. De hecho, nos congratula recordar cómo le cambió también el carácter; lo cuál, sin duda, le sirvió para aceptar a sus "otros" papás...


No existen las palabras adecuadas para expresar lo que vivimos aquella semana y lo que fue capaz de marcar nuestras vidas para siempre. Aquella pérdida, también nos marcó sobremanera; nos hizo más fuertes y nos unió aún más ...y sin duda, nos ayudó a prepararnos aún mejor para ser los papás de Lera y esperar el momento idóneo para su llegada. Nunca olvidaremos aquel primer viaje a nuestro particular Paraíso de Vladivostok y nuestro primer contacto con los peques institucionalizados en aquella "Casa cuna de los Sueños": la imagen de cada rostro, de cada pequeñ@ que allí observamos y con quienes tuvimos la enorme fortuna de compartir juegos...de sentir la alegría, que exteriorizaban ante nuestra compañía y atención; de poder sentir que nuestra mera presencia, les ofrecía Esperanza e Ilusión: sentimientos todos ellos muy íntimos, que duelen tanto como alivian, sabiendo que esa era la triste realidad para los pequeños, sin poder imaginar cuan incierto era su futuro... Un dato muy esclarecedor, es el hecho común que todos los adoptantes pensamos en aquellos momentos: "qué pena no poderles dar a todos ellos un hogar"...


     Mucho podría seguir añadiendo; pero únicamente, lo haré puntualizando un hecho más que evidente: independientemente de la necesidad (y el Derecho, no olvidemos...) de todo menor a tener una familia, queda más que contrastado, que además de ser esta unión muy beneficiosa para todos, somos los padres quienes podemos sentirnos más afortunados; ya que no existe en el mundo ni en la vida, algo más hermoso y maravilloso que observar el florecer de un pequeñ@ al sentirse amado y seguro, tras haber tenido que experimentar un difícil comienzo cuando más necesidad tenían de ello. Pero eso sí, un mal comienzo, no determina un futuro; y poderlo comprobar y ser testigos directos de ello, es muy emotivo: no es una labor fácil, que no podrían imaginar quienes no lo han vivido en su propia piel; pero en escasas ocasiones podría alguien sentirse tan reconfortado como cuando puedes observar que todo esfuerzo, lo que uno siembra, lo que uno trata de inculcar (valores, comportamiento y sobre todo amor, seguridad y simpatía), va dando sus frutos: y más si como debe, vienen rodeados de la más que evidente Felicidad. Y no está de más incidir en algo que no se nos puede pasar por alto: cualquier menor, copia cada acto, cada comportamiento y siempre, debemos ser su mejor ejemplo...mucho cuidado con lo que hacemos y decimos!!

     Aquel día, comenzaba un viaje que nunca tendrá fin...ya que nos unió para siempre de manera férrea a aquel lugar y su gente. Y ese vínculo, se hace día a día aún más estrecho, por saber que allí están las raíces de Lera...los orígenes de nuestra pequeña. Allí, encontramos la luz que ilumina nuestro camino, Lera; y ese viaje nunca concluirá, porque volveremos siempre que podamos, de la mano de nuestra hija. Hasta pronto, Vladik!!! 

domingo, 11 de junio de 2017

El último paseo...

     Lo que comenzaba con tremenda alegría y gratos recuerdos...concluía con una triste pérdida. Hoy, despertábamos con ilusión tras la intensa y emotiva jornada de ayer; y proseguía tras la reunión mantenida a primera hora de la mañana con la tutora de Lera (lo cual trataremos en los próximos días) ...

    Pero, existía una realidad con la que convivíamos desde hace ya algunos meses. En esta ocasión, no se trataba sino de nuestro querido Makelele...nuestro compañero canino, que atravesaba una larga enfermedad que lo iba debilitando lentamente; y que irremediablemente, como así ha sido, debía dar como resultado su marcha.

     Muchos, dudan del cariño y compañía que éstos dan (y recíprocamente, reciben)...pero quienes amamos a los animales, sabemos de su importancia; y por ello, los aceptamos e incorporamos a nuestras familias, como un miembro más de estas. Nuestras tristezas y nuestro dolor, lo viven como propio; y se convierten en mudos confidentes, pero con un sentido innato, que les permite hacerse presentes en los momentos adversos. En este caso, Makelele nos acompañó desde su nacimiento hace algo más de 14 años...(un año después de nuestra Boda) siendo testigo desde entonces en cada momento de tristeza (que no han sido pocos); y compartiendo con nosotros cada alegría. Ha estado presente en momentos muy difíciles...ha acompañado las lágrimas en innumerables momentos en que se convertía en ese gran y necesario amigo a quien confesar los sentimientos: habrá quienes no puedan creerlo, pero siempre pensé (por sus reacciones), que comprendía cada palabra que le dirigía... 

     Siempre fue un perro muy especial...cariñoso a su modo: como tantas veces le decía..."arisco"; pero con un deseo constante de caricias en sus orejitas y su lomo. Qué difícil se nos hace tu marcha, siendo conscientes del esfuerzo que has realizado para estar a nuestro lado hasta hoy mismo. Hoy, dábamos ese último paseo...de despedida aún sin tú saberlo; con dificultades para realizarlo, pero con un nudo en la garganta ante una decisión tan dura de tomar: no merecías sufrir más, a pesar de ofrecer todo tu aliento para seguir adelante. Ese último paseo, lo realizamos como siempre: juntos y sin perdernos de vista...y esperamos y deseamos que ese camino que emprendes ahora en solitario, te lleve directo a ese cielo que mereces, rodeado del cariño que siempre tuviste a nuestro lado y que a su vez, tanto nos ofreciste. Siempre serás mi chiquitín...y te querremos y recordaremos con nostalgia. Durante muchos años, esperaste a nuestro lado, en silencio, la llegada de unos hijos tan deseados; confesándote nuestro amor, así como nuestros sentimientos y sueños con respecto a ellos: y siempre estuviste presente en cada instante de esa larga espera, que dio con la llegada de Lera a nuestra (tu) familia. Siempre supimos del amor que sentiría cualquiera teniéndote a su lado...y como bien comprobaste, así fue con Lera: desde aquel maravilloso día de su llegada a casa, fuiste una constante alegría para ella...y tu marcha, le será también difícil de digerir. Fuiste un apoyo en su adaptación ya que vuestra presencia, parecía algo siempre soñado para ella: no paraba de buscaros maravillada, a través de una ventana a la cual ni tan siquiera alcanzaba... De todos modos, tampoco tenemos duda que tras unos días de ausencia, será ella misma quien con su terrible normalidad, nos pregunte si ya marchaste al cielo...aunque tampoco dudo que despertará cada día deseando ofrecerte esas pastillas que tanto necesitabas para tu salud.

     Te echaremos de menos, porque fuiste nuestro compañero de viaje en esta vida desde que formamos nuestra familia; y el primer miembro que se unió a ella, nada más llegar a la vida. Recuerdo aquel primer viaje en coche a casa, recién nacido y mojando mis pantalones, al tiempo que dejando una huella imborrable para siempre en mi corazón. Desde aquel primer paseo al último, te confesé mis deseos, sueños y temores...siendo hasta hoy, mi fiel amigo. Siempre supiste del amor de tu familia y por eso hoy tu marcha deja ese tremendo vacío, no sólo en tu casa y tú jardín, sino en nuestros corazones. Las lágrimas que hoy te despedían, eran las que ganaste cada día... 


     Debido a tu docilidad, Lera te guiaba sin dificultad durante tus últimos recorridos; lo cual sin duda, le permitirá seguir recordándote siempre...al tiempo que cuida más a tu inseparable y ya solitaria compañera, Siria.

     Buen viaje, Make: y gracias por todo ...Descansa ahora sí, en Paz.


jueves, 8 de junio de 2017

El anticipo al final de curso... finalizaron las clases de по-русски.

     Hace un par de semanas, concluían las clases de ruso, tanto para Lera como para nosotros. Tras ello, el Festival protagonizado por los pequeños; con diploma incluído para ellos y un pequeño, pero grato obsequio...

     Qué decir lo importante que es para nosotros, poder mantener el contacto de Lera con sus orígenes, a través del idioma, cultura y folclore ruso; aunque también lo es poder aproximarnos poco a poco también nosotros. Ha sido un curso fructífero y tremendamente positivo; aunque ha disminuido el número de alumnos a medida que éste, iba avanzando. En parte, es lógico, ya que es muy exigente y si como en nuestro caso, deseamos continuarlo, es realmente complicado poder compatibilizarlo con las actividades habituales. Qué decir que ya hicimos matrícula para el próximo curso...lo que significa que tendremos ardua tarea para este verano!!! Y por supuesto, grandes recompensas...


     Esto es también, el anticipo del final de curso para Lera: un período que trajo muchos cambios y multitud de avances tanto en comportamiento como en aprendizaje... Pocos días quedan ya; pero si de algo estamos convencidos, es de lo orgullosos que estamos por el esfuerzo realizado por ella y por los retos y obstáculos superados a su corta edad...

viernes, 19 de mayo de 2017

Quiero ser un bebé...y poco a poco, comprender mi historia.

     La pasada semana, concretamente el martes, llegaba al mundo un nuevo miembro de nuestra familia: un nuevo primito para Lera... Curiosa y casualmente, un año después del fallecimiento de mi abuela, a quien sí pudo conocer y con quien Lera, pudo compartir gratos momentos. Siempre dicen que cuando alguien se nos va, es que alguien está a punto de llegar...y ese detalle, lo hace aún más actual y real. Pero también, son los momentos positivos en que uno más echa de menos a los seres queridos que ya no están... 

     Este hecho, ha generado mucho interés en nuestra hija, puesto que ha visto la evolución y el desarrollo de la tripita de su tía...y por supuesto, ha proporcionado nuevas dudas en su pequeña pero resolutiva e incesante cabeza. Como siempre, le gusta imaginar y ponerse en el papel de cualquier personaje de actualidad o de quienes la rodean en su día a día...le encanta jugar a ser, por ejemplo, su profesora, o un personaje de televisión. Y cómo no, le gusta de vez en cuando imitar a un bebé...o sentirse quizás atendida del modo que estos lo son; y que de algún modo el instinto, le hace necesitar, interpretándolo de forma natural. Pero en este caso, llegaron las afirmaciones que quizás muy pronto se conviertan en preguntas y dudas, para las que debemos tener una respuesta concisa y convincente; pero que al mismo tiempo le sirva de base para ir tejiendo y comprendiendo su propia historia, haciendo de esta, algo positivo y motivador para el futuro. Hay momentos, en que las preguntas podrán ser duras o difíciles de contestar, pero habrá que estar preparados para que estas respuestas sean reparadoras; aunque dotadas de realismo y más que nunca, sentimientos y sentido. 


     El caso es que el día que visitaba ya en casa, a su recién nacido primo y el resto de la familia, disfrutaba como siempre hace (pero aún más cuando hay bebés presentes): y en una de sus representaciones (llegada ya a casa), se convertía en bebé, imaginando y afirmando que ella, también había estado en la tripita de su mamá...de esa única mujer a quien ella conoce y siente como tal, como lo que es; pero sin saber, que no era en su vientre, sino en su corazón, donde iba germinando su amor por ella: a esa mamá que la ama y cuida como tal, permitiéndole conocer el significado real de esta palabra, "mamá"; aunque en este caso, no es quien la llevó en su tripita como ella, a veces imagina. 


     Pronto, llegará el momento en que vaya atando todos esos cabos que aún andan sueltos en su cabecita; y deberemos hacer uso de todas las herramientas existentes a nuestro alcance...incluido aquel cuento que escribí en forma de historia para Denis, pero que podría servir para cualquier pequeño adoptado; esas herramientas pedagógicas y propulsoras de optimismo, que sirvieron para encontrarnos y unirnos en familia para siempre... y que de igual modo nos ayudarán a hilar nuestro propio futuro juntos.


domingo, 7 de mayo de 2017

Feliz Día de la Madre!!!

     El que hoy se celebra en España, es un día tremendamente familiar, por el amplio sentido y significado que aquí posee la palabra Familia...y por descontado, la importancia que siempre tiene la Madre dentro de ella.  
     Se trata por tanto, de una jornada festiva y emocionalmente muy íntima y especial... En este día, los pequeños son quienes también le dan más significado y contenido: y cuando estos, han sido tan esperados y tan deseados, lo son aún más y adquieren también un protagonismo especial. 
     Cada Día de la Madre, es único...y siempre están en nuestro recuerdo, las nuestras, por supuesto; la de Paula y la mía...y en mi caso también, mi propia esposa Paula, por la incesante labor que le hace ser una fabulosa madre: pero también todas aquellas mujeres que son madres y a quienes queremos, ya sean familia biológica, familia del corazón o como quiera que podamos definirlas...así como todas aquellas a quienes tenemos afecto o sentimos estima. Pero también, en este día, queda un recuerdo para esa mujer, que sin conocer sus circunstancias, permitió la llegada al mundo de Lera: es muy complicado poder juzgar a las personas por sus actos sin conocer nada acerca de su vida; pero de lo que no cabe la menor duda, es que fue la "responsable" directa de que nuestra hija pudiera llegar a nuestra familia y colmara cada día de Alegría y Felicidad...aunque también de Sueños; los suyos, y por ende los nuestros. Donde quiera que esté, gracias...por el maravilloso regalo que nos ofreció, sabiendo que viviría alejada de éste ángel encarnado en niña: aunque queda siempre la tristeza de sentir lo que se pueden perder todas aquellas mujeres que de un modo u otro, trajeron los niños al mundo para vivir separadas de ellos...
     Sin duda, nosotros no podemos concebir ya una vida sin Lera... e incluso se nos hace extraño, estar aún unas horas alejados de ella. 
     Feliz Día de la Madre a todas...

sábado, 22 de abril de 2017

Una noche inolvidable...tras una jornada de nervios y locura.

     La pasada noche, fue una explosión de sensaciones y sentimientos... en la que debíamos casi pellizcarnos para creer que fuera real. Ver llegar por fin a casa a esta familia...a esta Bendición convertida en niña: una experiencia difícil de reflejar en palabras, pero que nos hace afortunados de haber podido compartir con tanta gente querida. Significaba un punto y seguido en la vida, no sólo para ellos, sino para una serie de familias con quienes nos une una relación especial; y fomentada y surgida en unos momentos críticos de las adopciones en Rusia...pero que todos hemos podido culminar de una manera u otra y en un determinado instante. 
     Todo comenzó al mediodía de ayer mismo, cuando esta familia a quien esperábamos ansiosos el martes próximo, nos comunicaba que su viaje se adelantaba a esa misma noche: fantástica noticia...pero que alteraba todos los planes previstos para preparar su llegada a casa junto a su hija. Aún así, durante este largo periodo compartido de la adopción, aprendimos muchas otras cosas: y una de las más importantes sin duda, es que las prioridades hacen posible cualquier imposible. Y así fue: casi por arte de magia, aparecimos todos (los que materialmente podíamos hacerlo)...la familia; y los amigos que mejor podían comprender lo que este instante significa y significará durante el resto de la vida. Aparecieron pancartas, mensajes, globos...y sobre todo, mucho, mucho Amor. Allí había otras familias, junto a otros pequeños...casi todos ellos, llegados también de lejanas tierras rusas. Y de lo que no queda ninguna duda, era de que esta, como en otras ocasiones especiales, era una noche inolvidable que cada día que pase, se intensificará en cuanto a su valor y sentido. Bienvenidos a casa, familia querida...💝😍💐


miércoles, 19 de abril de 2017

Momentos inolvidables y entrañables...

     Cuan esperado era este momento, pero ya llegó... Ver a esta familia, junto a su hija; aunque ahora, fuera ya real y para siempre...el momento de partir y dejar atrás el lugar donde discurrieron sus primeros pasos y sus primeras enseñanzas y descubrimientos.
     Ese instante, reflejado y compartido a través de imágenes, lo recibía mientras me ejercitaba en el gimnasio...pero aún siendo un momento esperado y con perfecto conocimiento de que se produciría en esos instantes, no podía esperar la reacción que despertó en mí, poder observar a esta familia tan querida, comenzar esa nueva vida juntos: las lágrimas de alegría, se fundían con el sudor y disimulaban a ojos de otros, lo que era un momento feliz, pero que podría parecer inusual para quienes no reciben estas maravillosas y entrañables noticias. La reacción es siempre impredecible; y no por haberlo experimentado en tu propia piel, deja de ser siempre especial...y más cuando todo lo que rodea este camino, se ha compartido durante tanto tiempo y con tanta cercanía... Y todo ello, unido al lugar, tan conocido y reconocible a cada paso que daban: Vladivostok y cada uno de sus enclaves, que nos trasladan a la mayor y más fabulosa experiencia vivida.

     Fascinante es, ver las imágenes de momentos tan especiales, los de esos primeros instantes de una nueva vida para todos ellos...unidos en familia; su llegada al hotel, la primera cena, primera noche juntos...pero también ese amanecer que siempre pareció un sueño y ahora se ha hecho realidad: ver despertar a su hija junto a ellos... Y fue además en un entorno perfectamente reconocible por nosotros...incluso la habitación, las cortinas, las sábanas...la trona del restaurante y la misma cuna donde reposaba y descansaba su hija... 
     Pero además, por mi cumpleaños, recibía hoy sus primeros besos a través de vídeo; y aún estando en la lejanía, comienzo a sentirlos cerca. Gracias por haceros familia... ya deseamos tenerla aquí celebrando en familia ese primer cumpleaños en su hogar.

sábado, 15 de abril de 2017

Una Semana Santa distinta...

     Además de seguir deleitándonos con noticias diarias desde Vladivostok; y sintiendo tan cerca a este angelito que está a punto de llegar a España junto a sus papas...:

     Esta semana, fue distinta a otras. A pesar de trabajar en Semana Santa, tratamos de aprovechar bien el tiempo y comenzamos viajando a El Barraco, donde nos agrada mucho estar (y qué de ir de Lera, que siente algo especial y muy grato para ella...semejante a la Paz o la tranquilidad...); y donde deseábamos visitar al abuelito en el cementerio. Prepararon unas flores para tener algo que ofrecerle y Lera lo colocó con sumo cariño, al tiempo que le dedicaba una tierna canción de nuestra infancia, sentada sobre el mármol. Fue un momento cargado de ternura y emoción, como siempre; pero en el que se exteriorizan sentimientos que van despertando en nuestra hija, distintos razonamientos y pensamientos. 


     Tampoco ha faltado tiempo para jugar con Lera y sentir a pesar de todo, lo mucho que necesita estar acompañada de niños... Pero no ha estado exento de nuevos sustos: cual Deja Vu, mientras Lera jugaba con su primo en el jardín de casa, (haciendo el bruto como es costumbre y no pueden evitar) cayó de bruces, rompiendo nuevamente las gafas en su ceja, lo cual le causó una nueva brecha que hubo de ser suturada nuevamente. No por habitual dejó de ser menos preocupante o dolorosa (sobre todo para nosotros), aunque evidentemente el corte producido nada tenía que ver con el último de hace escasamente un mes; pero que en ningún caso agrada... Como tampoco lo hicieron en este caso, las palabras o insinuaciones hechas por el doctor encargado de realizar la tarea: de hecho, mejor no haber estado yo presente en este caso, porque podría haber estado largo tiempo explicando lo mucho que nos duele que nuestra hija sufra algún daño y el cuidado continuo que ofrecemos para que estos daños (que parecen inevitables) no se produzcan. La excitación experimentada por nuestra hija; y su incesante actividad hacen imprevisible una caída o un tropezón...pero también el hecho de portar sus gafitas, le han generado ya algún accidente de mala fortuna. 

     Pasaremos página sobre este último incidente, aunque su rostro es un poema entre el apósito reductor de cicatrices que cubre su ceja derecha; y el nuevo que cubre parte de la izquierda... 


viernes, 7 de abril de 2017

Una noticia profundamente deseada: Enhorabuena, familia!!!

     Hay contadas ocasiones en la vida en que uno puede despertar (si ha sido capaz de conciliar el sueño...) con una alegría tan grande... Y como en otras ocasiones, somos muy afortunados de poder compartir y sentir tan profundamente la Felicidad de una familia tras conseguir unirse a un hij@, a través de la adopción. Han sido muchas, afortunadamente, las veces que amanecía, con lágrimas de alegría en nuestros ojos, tras recibir semejante noticia proveniente de lejanas tierras rusas...y multitud de ellas, directamente desde aquel lugar tan alejado y amado, de nombre Vladivostok. En este caso, ese era nuevamente el destino de unos amigos muy especiales; unas maravillosas personas que también gracias a la adopción, entraron en nuestras vidas, para quedarse en nuestra familia...y como en este caso también, para seguirla ampliando. También debo destacar, que era la última de las siete familias con quienes tan estrechamente compartimos los peores momentos de los procesos (y por lo cuál nos unimos tanto), en conseguir el objetivo de la adopción: el de la unión entre una familia y en este caso, su hija. 

     Mucho se hizo rogar este instante...y mucho hubo que contener lágrimas y emociones; incluyendo las positivas cuando parecía llegar el final feliz...porque ya sabemos (y también ellos experimentaron en su propia piel) que por muy cerca que se esté de él, nunca se debe dar nada por hecho, hasta que un juez determina si nuestro ofrecimiento es o no aceptado... Pero hoy, llegó al fin ese momento en que uno puede dar rienda suelta a todos los sentimientos y permitir que las emociones fluyan; como en nuestro caso y el de muchos otros, en forma ésta vez sí, de lágrimas de alegría...

     La suya, ha sido una aventura dilatada en el tiempo; en que otros rostros aparecieron y les enseñaron a ser padres, antes incluso de presentarse en aquel lugar y ante esa hermosa y simpática pequeña que es desde hoy ya, su hija. Comenzará pronto ya pues, su vida en familia...y podrán ejercer de padres (tarea ardua y complicada; pero para la que ya se han ido preparando), aunque ya en la distancia, lo fueron durante muchos e interminables meses, en los que ya procuraban su bienestar. 

     Es este, un trayecto en la adopción, muy especial también para nosotros, por diversos motivos que nos unieron sobremanera y nos permiten sentir esta próxima llegada, de forma tan intensa y profunda.

     Las circunstancias, y como muchas otras veces, la casualidad (??) permitieron que esta pequeña sea también tan querida por nosotros y tan deseada su llegada a casa... En sus ojos, sus actos y su simpatía, vemos reflejada nítidamente a Lera; y podemos compararlas con dos gotas de agua, que esperamos puedan compartir juntas ese futuro con el que desde hoy mismo soñamos... Lera, ya espera a su amiga del alma: y tanto nosotros como nuestros amigos y recién "estrenados" papás, ya soñamos con verlas crecer juntas, ofreciéndoles todas las oportunidades para que puedan aprender rodeadas del amor, cuidados y compañía; que un mal inicio, no determina un futuro y que cada día, debemos esperar algo positivo y algo por lo que luchar... A nuestras hijas, les mostraremos el camino en la vida, para que ellas mismas sean capaces de decidir; pero ante todo, aprenderán de su propio ejemplo, a luchar por hacer realidad los sueños.


     Permitidme que comparta, porque quedará siempre marcado en nuestra memoria y la de quienes os quieren, algún detalle que nos permite aceptar de forma clara, que el Destino también determina cómo, donde y con quién deben unirse las familias con sus hijos... la importancia del tan famoso Hilo Rojo que une a las personas. Se aprende a aceptar el pasado, cuando se comprueba que todo tenía un por qué; y en este caso como en muchos más, el Motivo era que quien os esperaba, aún no estaba preparada en aquellos momentos. 

     Recuerdo hace unos años, un momento terriblemente duro y triste, en que debíais tomar una decisión, que marcaría para siempre vuestro futuro y el de vuestra familia (de la cual, nos sentimos parte)... Se trataba de una decisión muy complicada, puesto que de un modo u otro, os haría sentir que la decisión no era la correcta: aceptar o no una asignación que en ningún caso os recomendaban y que vosotros mismos veíais lejos de vuestro ofrecimiento y por qué no, posibilidades. Recuerdo aquella conversación y un consejo que surgió con todo el amor del corazón, y terminó siendo una especie de premonición: "él mismo os dará la respuesta...cuando estéis con él, sabréis y sentiréis lo que debéis hacer; no sólo por vosotros sino también por él, y él os hará tomar la decisión correcta"

Y bien sabemos lo que ocurrió; y a pesar de vuestro Valor y de pensar hacer caso omiso de las recomendaciones, él os dio la respuesta y tomasteis una decisión dura, pero muy acertada. 

     Vuestra Determinación y vuestro corazón, os permitieron continuar adelante, esperando ese momento que tanto se ha dilatado hasta el día de hoy... Y por ello, llenasteis vuestras maletas de amor y viajasteis dispuestos a compartirlo con alguien que nos enamoró a todos; y por quién también sufrimos la pérdida a vuestro lado: justo tres días después de aterrizar con Lera en España. Aquello, parecía un castigo cruel para vosotros, que ofrecíais incondicionalmente vuestro amor, lo más hermoso de vuestras vidas. Pero quienes ya habíamos atravesado esa terrible situación, no albergábamos ninguna duda de que el único camino era seguir adelante, a pesar de todo... y por ello, aún con tantas dudas y tanto dolor, debíais continuar vuestro trayecto. 

     Seguíamos compartiendo lágrimas amargas, con la dificultad añadida de tratar de convenceros y animaros desde la "comodidad" de tener a nuestra hija ya en casa...y os puedo confesar, que eso dolía mucho, pero únicamente podíamos soñar con este día: porque lo sentíamos como propio y sabíamos que vuestr@ hij@, sería en parte, también nuestra; como Lera lo ha sido siempre para vosotros...y como demostrasteis que también Denis, lo era. 

     El tiempo, va cerrando las heridas;

pero quizás, fue ver cómo los sueños se cumplen (compartiendo la felicidad de las demás familias y siendo partícipes de ella); y ver en primera persona como crecían y se adaptaban nuestros pequeños, lo que poco a poco os convencía de que todo merecería la pena y que vuestro momento llegaría... y como hoy habéis podido comprobar, así es. Sabíamos que era cuestión de tiempo (y muy duro hacéroslo creer, porque también sufríamos por su paso); pero también éste va pesando como una losa, haciéndoos creer que cada día, era uno más perdido en la vida de vuestra hija: pero a su vez, se iba aproximando el momento idóneo en que todo estuviera preparado para su llegada.

     Hoy es también ocasión de daros las gracias a vosotros, por permitirnos soñar con que este día llegaría; pero también por ofrecer y regalar tanto amor sincero (y lo hago también en nombre de todos esos grandes amigos con quienes tanto hemos compartido) a nuestros hijos. Sin duda, sabéis del enorme sentimiento y lo mucho que ya nos une a vuestra pequeña; por lo que únicamente esperamos la ocasión de poder demostrárselo también a ella tras su llegada a casa. Lera ya tiene un mensaje claro y conciso, que nos causa profunda emoción: "подруги навсегда"... y que esperamos se pueda hacer realidad.


     Queda un largo y complicado camino ahora; el de la post adopción y adaptación, pero repleto de recompensas que os permitirán aprender y servir de incentivo para superar cualquier obstáculo... ya la tenéis a vuestro lado para siempre!! 

    Enhorabuena, amigos: sois muy afortunados, a pesar del largo y enredado camino hacia vuestra hija; pero también lo es ella por poder compartir el amor y los valores de unos padres tan maravillosos como vosotros... 

     Feliz estancia: disfrutadlo y...nos vemos a vuestra llegada!!! 


 

sábado, 1 de abril de 2017

El corazón vuelve a latir con fuerza...

     Hoy, era un día muy esperado...desde hace mucho tiempo. Hoy, comienza un nuevo viaje de Reencuentro y Unión, que compartiremos y viviremos como propio. Muchos momentos compartidos...muchas lágrimas y miedos; así como alegrías y sonrisas: ya sabemos lo que conlleva y rodea la adopción...un proceso sumamente duro, pero maravillosamente recompensado para quienes tienen la Fortaleza y la Perseverancia suficiente como para poder hacer realidad el sueño y el deseo que persigue: y todo ello, superando continuas pruebas y trabas. Pero lo más importante, son los niños...esos pequeños ángeles que Motivan e Impulsan nuestros pasos. Este es, una vez más, un momento muy emotivo; y más aún, tratándose de una familia tan unida y cercana a nosotros... junto a quienes hemos vivido situaciones y sensaciones muy difíciles de aceptar o expresar; pero que viajan con el Convencimiento pleno de que esta vez, no se trata ya de un sueño, sino que al despertar, seguía siendo una realidad. Eso mismo nos parece a nosotros...un momento muy soñado, tras haberlo rogado y pedido tantas veces, al tiempo que sufríamos también "su" espera.


     Y algo que hace también muy especial estos momentos y esta aventura, es el amor que ya tenemos a quien los espera...y que no dudamos, nos permitirá seguir compartiendo ese futuro que ya los aguarda con los brazos abiertos. Ahora, quedan momentos muy entrañables e íntimos (pero aunque íntimos, también compartidos con quienes los queremos) por delante; que no debería ser sino el comienzo de una vida unidos en familia para siempre. Si Dios quiere, dejaran atrás la relativa "comodidad" de un matrimonio sin hijos, para vivir esa maravillosa locura en que se convierte el hogar cuando ellos ya están presentes...

     Queda alguna noche en vela para quienes aquí esperaremos noticias; pero merecerá la pena volver a hacerlo saboreando los sentimientos más hermosos jamás imaginados...los que resultan tras unir una nueva familia por medio de la adopcion. Pendientes estaremos pues, de poder mostrar lo que nuestros corazones nos dicten, tras jornadas repletas de recuerdos, que nos trasladan junto a ellos desde hoy, a nuestro amado Paraíso en el Lejano Oriente Ruso... 

     Hoy, es por tanto, un día que tampoco olvidaremos nunca... Querida Familia: nuestros corazones, vuelan a vuestro lado.


jueves, 23 de marzo de 2017

Un mal trago...pero resuelto felizmente.

     Tras un fin de semana más largo de lo habitual, debido al Día del Padre y las jornadas festivas en Madrid, me disponía a comentar los sentimientos y reflexiones que me venían estos días a la mente. Pero, los planes se vieron de repente alterados.

     La de ayer, fue una noche de esas que a los padres, nos toca vivir una experiencia muy poco grata y de inexpresable angustia... Una de esas situaciones que se crean tratando de educar y cuidar a nuestros hijos. Cualquier padre y madre están siempre en alerta para tratar de evitar un posible accidente, debido a la incesante actividad de nuestros hijos; pero cuando estos se presentan, parece agotársenos el aire... 

     Anoche, tras su baño y mientras esperaba su cena en el lugar "más seguro" para ello, su trona; decidió levantarse para ir a buscar un libro (como si la película que reanudábamos de la noche anterior no fuera suficiente...), tropezándose y cayendo al suelo al tiempo que golpeaba con su rostro en la mesa pequeña del salón... Un simple segundo, le valió para acabar con la tranquilidad que reinaba tras una jornada en que era plenamente feliz y se comportaba de manera fabulosa, del mismo modo que suele hacerlo últimamente (cuando el cansancio aún no puede con ella). 

     Esa caída, causó una prominente e importante brecha en su ceja, que por descontado, sangraba en abundancia hasta que pudimos aplicarle presión en la herida, aliviándolo al tiempo con una toalla húmeda, mientras nos preparábamos ya para salir rápidamente de urgencias al hospital. Esos instantes de auténtico pánico, los vivimos con "tensa" serenidad, lo cual fue calmando de inmediato a nuestra pequeña y cada día más querida y tierna Lera... Parecía increíble su capacidad para afrontar esa situación (que desgraciadamente no ha sido la primera); pero nuestro nerviosismo también iba acompañado de algún otro posible daño, que en ese momento no podíamos descartar; a pesar de que ella nos decía no tener...incluso dolor! Trataba de consolarla y tranquilizarla, de forma inusitada por su serenidad...tratando de hablarla y jugando a su vez con ella, practicando asimismo ejercicios de memoria, para tener la certeza de que permanecía despierta y atenta, contestando a mis preguntas y corroborando que como esperábamos, unos puntos fueran suficientes (a pesar de la delicada ubicación de la herida). 

     Qué decir que, ya habituados a ello, ni tan siquiera se nos ocurriera acudir al centro de salud, desde donde siempre, tras la consiguiente espera, nos derivan al hospital más cercano...incluso en situaciones mucho más simples.

     Llegamos al hospital, donde de inmediato nos atendieron y nos emplazaron a la sala donde la esperaban dos enfermeras...y para sorpresa nuestra, la más experta de ellas, recordaba a nuestra hija de una situación parecida ocurrida hace ya algunos meses; poniendo en antecedentes al doctor (en este caso el cirujano) que debía suturar la herida, a quien comentaba aquella anterior ocasión en que Lera ni tan siquiera se quejó, movió ni derramó una sola lágrima (lo cual hasta a nosotros nos sorprendió y sobrecogió). En este caso, a pesar de que la herida era mayor, tampoco hizo ningún gesto que pusiera en dificultades a los médicos, a quienes sin duda alguna, conquistó por su entereza nuestra "rusita" (como así la recordaban y a buen seguro seguirán recordando...). Su actitud pareció volar por las urgencias, donde la saludaban (al tiempo que nos sorprendía nuevamente diciendo: "ahora vamos a cenar...porque me suenan las tripitas") con un adjetivo muy apropiado para ella...Valiente. 

     Sin duda, como hemos observado tantas veces; existen innumerables cosas que para Lera eran desconocidas...como para la inmensa mayoría de pequeños que han tenido que valérselas por si solos ante unos primeros años de vida en que no tenían a quienes confiar su suerte o necesidades más íntimas y básicas: pero lo que nos vuelve a mostrar, es que están hechos de otra pasta...y además de ser Supervivientes, ya nuestros Superhéroes, habían aprendido a ser Valientes y no tener Miedo; a pesar de que también la Seguridad y Confianza de tener unos papás incondicionales a su lado, les pueden permitir afrontar estas situaciones con mucha más fortaleza. 

     No puedo negar, que aunque la sangre no me hizo perder el rumbo y la serenidad; el incesante cúmulo de nervios estando ya sujetando sus manos en la camilla, me hicieron estar al borde del desvanecimiento; pero no podía permitírmelo sintiendo la seguridad que ella tenía sosteniendo la mano de su papá...y saberlo, me ayudó a mantener el tipo y poderle ofrecer mis palabras de aliento; pudiendo observar paso a paso como iban suturando la herida. Comprobar su entereza, me hacía meditar; y no dejaba de mirar atónito cómo nuestra hija no exteriorizaba el dolor...algo que es incluso poco habitual en los adultos. En ocasiones, me hace pensar que no siente dolor; pero es evidente que se trata de una aceptación de él, o que aprendió a convivir asumiéndolo como algo habitual, con una normalidad que hiela nuestros sentidos y nubla nuestra comprensión. 


     Su mayor preocupación era poco después, que quizás no podría ir al Cumpleaños al que esa misma tarde le habían invitado; pero como ya le decíamos, trataremos de recuperar de inmediato todas sus actividades (empezando hoy mismo), aunque quizás alguna a un ritmo más acorde a la situación... Y es que, su Coraje, sigue llamando poderosamente nuestra atención; y su Voluntad, hace que todo parezca más fácil.


     Tras la llegada a casa, ese no fue el único accidente doméstico; aunque sí el único en que se vio involucrada directamente Lera; que cenó de maravilla y casi de inmediato (por supuesto tras intentar hacer lo posible para no cerrar los ojos y así relajarse), logró conciliar el sueño, cediendo ante el empuje del cansancio, tras un día largo y extraño.

     A pesar de todo, hoy vuelve la rutina...aunque con un cuidado especial y una dedicación aún más exclusiva. Y hay cosas que no cambian...quiso desayunar en su trona habitual, sin tener reparos en recuperar la más absoluta normalidad.


miércoles, 15 de marzo de 2017

Tres años después...sigues velando por nosotros y visitando nuestrossueños.

     Tres años ha, nos dejabas... pero sólo puedo pensar e imaginar lo mucho que disfrutarías conociendo todo lo acontecido desde entonces; y la felicidad que encontrarías, a pesar de los no tan buenos momentos que hemos encontrado en el camino desde entonces. No habrías parado de ilusionarte con los nuevos proyectos y con la actualidad que rodea a tu familia, que tanto te quiere y añora...
     Hemos vivido una serie de experiencias muy íntimas y gratificantes estos últimos meses; pero como siempre, seguimos soñando...y ahí, te volvemos a encontrar. Como decía hace unos días Lera: "vamos a ir a despertar al abuelito...aunque sea solo un ratito; y yo me llevo los platillos". Bendita inocencia la de los pequeños...aunque estoy seguro que si hay algún modo en que pudiera conseguirse, sería precisamente así.

     Quiero pensar que cuando escribo estas líneas, lo hago también para ti...así pues, seguiré enviándote mensajes a través de ellas, para que siempre sepas cómo va todo: por si de otra manera no conseguimos que te lleguen las noticias...aunque a buen seguro que en nuestros sueños, continuas visitándonos y velando por todos nosotros; como siempre hiciste. Te queremos, abuelito Abilio...
    

lunes, 6 de marzo de 2017

El momento de conocerlos... ese inolvidable instante.

     El momento de conocerlos...esos instantes en que creemos ser los únicos que están observando todo aquello para lo que nos han "preparado" y que nos han recomendado; para tratar de asegurarnos que todo lo que nos han contado acerca de su historia y estado de salud, sea real... 

     Únicamente pasado el tiempo y meditándolo, podemos creer con certeza que también ellos interpretan un papel, el de tratar de convencernos de que son lo que estamos buscando o esperando: que son más especiales (aunque todos lo son y lo comprendes desde el primer momento en que vives la experiencia de visitar una casa cuna u orfanato) de lo que nunca hubiéramos imaginado (y a buen seguro que así es...). Pero al igual que nosotros los "padres" observamos, también ellos lo hacen, comenzando a aceptarnos y haciendo su propia valoración...y así es a pesar de su corta edad: en muchas otras ocasiones nos demuestran una madurez innata y extremadamente complicada de creer en menores de su edad: pero es cierto que como tantas veces hemos escuchado, se trata de "supervivientes" de la vida...y más aún, como pasaré a denominarlos cuando hable de ellos desde ahora (y como ya los definí hace unas semanas), auténticos "Superhéroes"; ejemplos de superación y resiliencia en todos los casos... 


     Qué ingenuos somos los adultos! Tras los encuentros vividos y tanto aprendido y leído sobre adopción, nunca comprendí lo que fui capaz de meditar al sentir en primera persona el encuentro de unos grandes amigos con su hija hace unos meses... Ahí, en ese instante, comprendí el motivo de ese acercamiento y esa observación que a su vez ellos realizan; esa necesidad de atención, amor y cuidados que sabemos tienen los pequeños susceptibles de ser adoptados, pero que al igual que a nosotros nos muestran el camino para ese encuentro, ellos, de manera natural, observan y contemplan el comportamiento de esos desconocidos (nosotros), que tratan de agradarles...pero de quienes aún, separa un mundo cargado de dudas. 

     Sin duda, mucho aún nos queda por aprender de ellos...


lunes, 27 de febrero de 2017

Siempre en nuestra memoria...

     Es un día extraño, tratándose de un triste Aniversario; pero que a su vez, nos evoca grandes y maravillosos recuerdos.
    Cómo olvidarte, amigo mío...si fuiste testigo y responsable de permitirnos conocer, vivir y sentir los mejores instantes de nuestras vidas. Cómo olvidar a quien podría ser el mejor ejemplo para cualquier menor...a aquellos a quienes tanto tiempo y amor dedicaba. Cómo olvidar aquellos encuentros y aquellos viajes para compartir tiempo e ir afianzando nuestro vínculo...y esos gestos cargados de ternura y cariño, para los que no hacían falta palabras. Y cómo olvidar esa tremenda Amistad y Confianza que nos convirtió en familia, a pesar de la distancia y los apellidos... 
     Pues no, amigo: ya sabes que no te olvidaremos nunca...que presumiremos de haberte conocido; pero también de haber compartido los momentos más maravillosos, de los cuales siempre quisiste ser testigo...incluso en los peores momentos. Espero que de algún modo, puedas seguir acompañándonos, porque nosotros sí te sentimos...
     Quiero recordar tu sonrisa y sentir tu complacencia y alegría por nuestra Felicidad...pero sólo por ser tú, te perdono el haberte marchado tan pronto. Nos quedaba mucho por compartir, aunque si Dios quiere, lo haremos con esa maravillosa familia tuya, a la que tanto queremos. Con un nudo en la garganta en estos momentos, pero siempre con enorme cariño, seguiremos conservando el recuerdo de esa Bondad y Generosidad tras tu sonrisa...  

     Fue un enorme placer y una fortuna conocerte...y la mejor manera de mantener tu esencia, será observar cómo crece, cual gota de agua, ese pequeño que conserva todas esas virtudes que te caracterizaban; y que sin duda, transmitirá a su vez a tu princesa. Un fantástico Legado el de tu ejemplo.