viernes, 7 de abril de 2017

Una noticia profundamente deseada: Enhorabuena, familia!!!

     Hay contadas ocasiones en la vida en que uno puede despertar (si ha sido capaz de conciliar el sueño...) con una alegría tan grande... Y como en otras ocasiones, somos muy afortunados de poder compartir y sentir tan profundamente la Felicidad de una familia tras conseguir unirse a un hij@, a través de la adopción. Han sido muchas, afortunadamente, las veces que amanecía, con lágrimas de alegría en nuestros ojos, tras recibir semejante noticia proveniente de lejanas tierras rusas...y multitud de ellas, directamente desde aquel lugar tan alejado y amado, de nombre Vladivostok. En este caso, ese era nuevamente el destino de unos amigos muy especiales; unas maravillosas personas que también gracias a la adopción, entraron en nuestras vidas, para quedarse en nuestra familia...y como en este caso también, para seguirla ampliando. También debo destacar, que era la última de las siete familias con quienes tan estrechamente compartimos los peores momentos de los procesos (y por lo cuál nos unimos tanto), en conseguir el objetivo de la adopción: el de la unión entre una familia y en este caso, su hija. 

     Mucho se hizo rogar este instante...y mucho hubo que contener lágrimas y emociones; incluyendo las positivas cuando parecía llegar el final feliz...porque ya sabemos (y también ellos experimentaron en su propia piel) que por muy cerca que se esté de él, nunca se debe dar nada por hecho, hasta que un juez determina si nuestro ofrecimiento es o no aceptado... Pero hoy, llegó al fin ese momento en que uno puede dar rienda suelta a todos los sentimientos y permitir que las emociones fluyan; como en nuestro caso y el de muchos otros, en forma ésta vez sí, de lágrimas de alegría...

     La suya, ha sido una aventura dilatada en el tiempo; en que otros rostros aparecieron y les enseñaron a ser padres, antes incluso de presentarse en aquel lugar y ante esa hermosa y simpática pequeña que es desde hoy ya, su hija. Comenzará pronto ya pues, su vida en familia...y podrán ejercer de padres (tarea ardua y complicada; pero para la que ya se han ido preparando), aunque ya en la distancia, lo fueron durante muchos e interminables meses, en los que ya procuraban su bienestar. 

     Es este, un trayecto en la adopción, muy especial también para nosotros, por diversos motivos que nos unieron sobremanera y nos permiten sentir esta próxima llegada, de forma tan intensa y profunda.

     Las circunstancias, y como muchas otras veces, la casualidad (??) permitieron que esta pequeña sea también tan querida por nosotros y tan deseada su llegada a casa... En sus ojos, sus actos y su simpatía, vemos reflejada nítidamente a Lera; y podemos compararlas con dos gotas de agua, que esperamos puedan compartir juntas ese futuro con el que desde hoy mismo soñamos... Lera, ya espera a su amiga del alma: y tanto nosotros como nuestros amigos y recién "estrenados" papás, ya soñamos con verlas crecer juntas, ofreciéndoles todas las oportunidades para que puedan aprender rodeadas del amor, cuidados y compañía; que un mal inicio, no determina un futuro y que cada día, debemos esperar algo positivo y algo por lo que luchar... A nuestras hijas, les mostraremos el camino en la vida, para que ellas mismas sean capaces de decidir; pero ante todo, aprenderán de su propio ejemplo, a luchar por hacer realidad los sueños.


     Permitidme que comparta, porque quedará siempre marcado en nuestra memoria y la de quienes os quieren, algún detalle que nos permite aceptar de forma clara, que el Destino también determina cómo, donde y con quién deben unirse las familias con sus hijos... la importancia del tan famoso Hilo Rojo que une a las personas. Se aprende a aceptar el pasado, cuando se comprueba que todo tenía un por qué; y en este caso como en muchos más, el Motivo era que quien os esperaba, aún no estaba preparada en aquellos momentos. 

     Recuerdo hace unos años, un momento terriblemente duro y triste, en que debíais tomar una decisión, que marcaría para siempre vuestro futuro y el de vuestra familia (de la cual, nos sentimos parte)... Se trataba de una decisión muy complicada, puesto que de un modo u otro, os haría sentir que la decisión no era la correcta: aceptar o no una asignación que en ningún caso os recomendaban y que vosotros mismos veíais lejos de vuestro ofrecimiento y por qué no, posibilidades. Recuerdo aquella conversación y un consejo que surgió con todo el amor del corazón, y terminó siendo una especie de premonición: "él mismo os dará la respuesta...cuando estéis con él, sabréis y sentiréis lo que debéis hacer; no sólo por vosotros sino también por él, y él os hará tomar la decisión correcta"

Y bien sabemos lo que ocurrió; y a pesar de vuestro Valor y de pensar hacer caso omiso de las recomendaciones, él os dio la respuesta y tomasteis una decisión dura, pero muy acertada. 

     Vuestra Determinación y vuestro corazón, os permitieron continuar adelante, esperando ese momento que tanto se ha dilatado hasta el día de hoy... Y por ello, llenasteis vuestras maletas de amor y viajasteis dispuestos a compartirlo con alguien que nos enamoró a todos; y por quién también sufrimos la pérdida a vuestro lado: justo tres días después de aterrizar con Lera en España. Aquello, parecía un castigo cruel para vosotros, que ofrecíais incondicionalmente vuestro amor, lo más hermoso de vuestras vidas. Pero quienes ya habíamos atravesado esa terrible situación, no albergábamos ninguna duda de que el único camino era seguir adelante, a pesar de todo... y por ello, aún con tantas dudas y tanto dolor, debíais continuar vuestro trayecto. 

     Seguíamos compartiendo lágrimas amargas, con la dificultad añadida de tratar de convenceros y animaros desde la "comodidad" de tener a nuestra hija ya en casa...y os puedo confesar, que eso dolía mucho, pero únicamente podíamos soñar con este día: porque lo sentíamos como propio y sabíamos que vuestr@ hij@, sería en parte, también nuestra; como Lera lo ha sido siempre para vosotros...y como demostrasteis que también Denis, lo era. 

     El tiempo, va cerrando las heridas;

pero quizás, fue ver cómo los sueños se cumplen (compartiendo la felicidad de las demás familias y siendo partícipes de ella); y ver en primera persona como crecían y se adaptaban nuestros pequeños, lo que poco a poco os convencía de que todo merecería la pena y que vuestro momento llegaría... y como hoy habéis podido comprobar, así es. Sabíamos que era cuestión de tiempo (y muy duro hacéroslo creer, porque también sufríamos por su paso); pero también éste va pesando como una losa, haciéndoos creer que cada día, era uno más perdido en la vida de vuestra hija: pero a su vez, se iba aproximando el momento idóneo en que todo estuviera preparado para su llegada.

     Hoy es también ocasión de daros las gracias a vosotros, por permitirnos soñar con que este día llegaría; pero también por ofrecer y regalar tanto amor sincero (y lo hago también en nombre de todos esos grandes amigos con quienes tanto hemos compartido) a nuestros hijos. Sin duda, sabéis del enorme sentimiento y lo mucho que ya nos une a vuestra pequeña; por lo que únicamente esperamos la ocasión de poder demostrárselo también a ella tras su llegada a casa. Lera ya tiene un mensaje claro y conciso, que nos causa profunda emoción: "подруги навсегда"... y que esperamos se pueda hacer realidad.


     Queda un largo y complicado camino ahora; el de la post adopción y adaptación, pero repleto de recompensas que os permitirán aprender y servir de incentivo para superar cualquier obstáculo... ya la tenéis a vuestro lado para siempre!! 

    Enhorabuena, amigos: sois muy afortunados, a pesar del largo y enredado camino hacia vuestra hija; pero también lo es ella por poder compartir el amor y los valores de unos padres tan maravillosos como vosotros... 

     Feliz estancia: disfrutadlo y...nos vemos a vuestra llegada!!! 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos aquí tu comentario, que será publicado con todo nuestro agradecimiento. Esperamos ser de ayuda.