jueves, 1 de diciembre de 2016

Presentación del libro "Vidas Unidas", de Olvido Macías...

     Llevamos semanas sin contar las novedades y acontecimientos surgidos tras el retorno de VLADIVOSTOK...pero ello, no significa que no hayan existido diversos e importantes cambios y noticias; aunque iremos poco a poco relatándolo... a su debido momento y a pesar de que la nostalgia sigue embargándonos...


     Comienzo con una reciente noticia: la presentación de un nuevo libro, cargado de emoción y sentimientos (como no podía ser de otro modo), que gira en torno a la historias de adopción que relata. Se trata de un libro imprescindible para cualquier familia adoptiva, y para aquellas que estén interesadas en iniciar o conocer cómo es un proceso de adopción: sin tapujos...con historias reales, no siempre positivas y con final feliz; que nos acerca aún más a conocer sus dificultades y tristezas...aunque también, sus grandes alegrías. Se trata de una recopilación de 22 historias de adopción con un nexo común, como lo es el sentimiento y el Amor que mueve a las familias a decidirse por la adopción. Su nombre: "Vidas Unidas"...y su autora, Olvido Macías; también mamá por adopción (además de serlo biológica). 


     Para iniciar, podemos agradecer la invitación para poder acudir a la presentación, este lunes pasado (día 28 de Noviembre) en la sede de la Comunidad de Madrid, en el Real Palacio de Correos, en la Puerta del Sol. Debo indicar, que era un gran plan y por ello, como excepción, dejamos un rato a Lera (no era un lugar al que aún debamos llevarla) al cargo de una de sus abuelas y de nuestra querida amiga Tania... 

     Nada más llegar, nos sentimos arropados, por sentir en el ambiente el nexo que nos unía a todos los asistentes a dicho acto: no sólo el cariño, sino el interés por ampliar y conocer más acerca de los procesos de adopción; así como los sentimientos que traslada y contagia cada persona que de algún modo ha intervenido en ellos, ya sea directa o indirectamente. Había multitud de familias, padres e hijos...periodistas, profesionales relacionados e implicados con la adopción, mediadores, e incluso el director de Familia e Infancia de la Comunidad de Madrid y algunos trabajadores y jefes de departamento, con quienes aprovechamos para tener una charla en torno a las adopciones y acogimiento tanto nacional, como internacional. Aprovechamos la ocasión y las palabras del director, D. Alberto San Juan; para volver a mostrar (como él mismo había comentado) la necesidad que sentimos todas las familias al iniciar el proceso de adopción (los cursos de formación), de tener la presencia y testimonio de otras familias que hayan concluido procesos de adopción, para tener experiencias reales donde poder encontrar algún tipo de referencia o incluso consejos que sabemos podrían ser muy útiles en multitud de casos. Coincidíamos en que la necesidad es real; y que podría existir la posibilidad de que estos testimonios y presencia, fueran una realidad en un futuro no muy lejano: y también, que este libro que se presentaba, con la cantidad y variedad de experiencias, podría ser un elemento importante; y como él mismo afirmó, incluso ofrecerlo como parte del material didáctico, a las familias, para dichos cursos de formación...para poder tener una aproximación real a lo que existe alrededor y a lo largo de un proceso de adopción; pudiendo poner rostro o nombre a esas historias reales. Sin duda serían grandes aportaciones, pero como siempre, al menos en la Comunidad de Madrid (y con los grandes profesionales con los que cuentan), parece existir un interés real en que estas iniciativas estén presentes y sean elementos valiosos para las familias que aborden una aventura de tal magnitud, como es la adopción de un menor. Salimos muy satisfechos de esta toma de contacto y de observar y sentir que los posibles cambios, parecen ir en el buen camino.


     Volviendo ya al protagonista principal de la jornada, haré una crónica de lo que fue la presentación del libro Vidas Unidas. Comienzo por destacar un detalle que salta a la vista al observar la portada: el avión portando a un bebé, en clara referencia a la clásica imagen de la Cigueña, que tan acostumbrados estamos a observar y relacionar con la llegada de un menor a su hogar. Un detalle enternecedor y que las familias adoptantes, tantas veces hemos relacionado con los procesos de adopción. Un acierto: realmente elogiable el buen gusto de quien haya realizado esta aportación. Este es un elemento que salta a la vista; y ya, profundizando en el contenido, historias y testimonios, la situación va adquiriendo aún más interés y por qué no, curiosidad. 

     En la presentación, que iniciaba D. Alberto San Juan, pudimos escuchar con atención las palabras escritas por Anne Igartiburu (presentes también en el prólogo del libro), que con tanto gusto y acierto, nos invita e incita a iniciar la lectura. Fueron palabras que calaron en los asistentes y prepararon el camino para poder sentir cada palabra como propia, con tremenda empatía por parte de todos. 

     A continuación, Olvido Macías, hizo una exposición acerca del contenido del libro y de sus diversas historias, y de cómo éste, había llegado a ver la luz (algo complicado tras la llegada a casa de los pequeños, y tratando de compatibilizar con el trabajo cotidiano; hecho que hizo prolongarse durante bastante tiempo, en concreto 4 años, este momento). 

     Las intervenciones de la representante de la Editorial LID, Nuria Coronado; fueron al mismo tiempo muy acertadas...comenzando a dar paso uno a uno a los invitados, que consiguieron atraer la atención y emociones de los asistentes. 

     Llegó el turno de Blanca Rudilla, directora de ACI, ecai acreditada en China, de donde tantos miles de pequeños han llegado a España, siendo ésta la entidad encargada de ello. Narró su experiencia como madre adoptante en este país, así como la que le ha proporcionado el aspecto profesional al cargo de ACI: testimonio de miles de Milagros, en condiciones en muchos casos insospechadas, pero que afortunadamente podrían contar los protagonistas en primera persona, como de hecho, hizo uno de ellos. Era complicado mantener el tipo (y reconozco que cuando nos tocan el corazón, nos deshacemos y exteriorizamos nuestros sentimientos sin ningún complejo), aunque a ninguno de los presentes podría sorprenderle. 

     Sin duda, también fue un placer poder conversar más tarde con ella y transmitirle el agradecimiento por su exposición y por su importante labor en la llegada de tantos pequeños a lo largo de más de 20 años.

     A continuación, el turno de una profesional de los medios, Pilar Cernuda, que realmente emocionada, procedió a relatar una serie de hechos y acontecimientos en torno a la llegada y post adopción de su hija, adoptada en República Dominicana hace ya muchos años, casi como precursora en nuestro país de la adopción internacional. Contó, de manera amena y distendida, con un tono muy cercano y divertido, detalles y anécdotas muy interesantes de la adaptación y la adolescencia; así como de alguna situación que podría presentarse en cualquier momento a una familia adoptiva.

     Fue muy conmovedor presenciar estas intervenciones, sintiendo la emoción de cada palabra en cada instante...

     Tras ella, intervino otro invitado, economista de renombre, que por una casualidad profesional, su aventura forma también parte del contenido del libro: como padre de tres hijos llegados de Hungría, y con una simpatía y facilidad de palabra encomiable, tenía anécdotas para habernos entretenido durante mucho tiempo. Contó aspectos y situaciones habituales, cargadas de ternura y complicidad...y acompañadas de buenas dosis de humor: una persona que conquistó sin duda a los presentes.

     Pero aún quedaban testimonios capaces de derrumbar al más duro: concretamente el de Daniel, un pequeño (ya casi mayor de edad...) que contó en primera persona su historia, logrando encoger nuestros corazones...y sentir lo maravillosa que es la adopción, aunque con ciertos tintes que debemos o deberíamos comprender todas las familias adoptantes; como son sus orígenes y el respeto que debemos sentir siempre hacia ellos, respetando y reforzando aún más la identidad, seguridad y confianza de nuestros propios hijos... porque como hace poco me comentaba un gran profesional en la materia: "eso es adoptar no sólo a vuestros hijos, sino también su pasado y esa historia que ya tenían escrita en el guión de su vida...". Y no sabemos cómo sería el resto de esa historia no habiendo estado a su lado; pero tendremos la oportunidad y la suerte de compartirla desde el mismo momento en que nos convertimos en familia: o como en algunos casos, incluso mucho antes de ello. La suya, la de Daniel, (al igual que cada una de las otras 21) es una historia compleja, que recomiendo leer para conocer hasta qué punto incluso hay que tener suerte en la vida para, como ellos decían, ser abandonado. Se trata de un joven, adoptado a los 12 años, con una enfermedad genética (física), que hacía casi imposible su adopción...o eso creía él mismo.

     El colofón, lo puso una niña invitada, interpretando fantásticamente una preciosa canción, que sirvió de punto final a una fabulosa presentación, marcada cómo no, por los sentimientos. Esta canción fue "No dudaría"... con una letra muy emotiva que exalta los íntimos sentimientos de quienes hemos vivido una experiencia vital tan importante.


     En algunas de las intervenciones, se habló del Destino, del cual tanto he hablado y más convencido estoy cada día...

     Esta es por tanto, una gran aportación para la biblioteca de adopción, con diversas historias reales y con sus alegrías y crudeza; que sin duda, puede ser de gran ayuda a las familias que se decidan o interesen por la adopción de menores. Y como allí se comentó: "servirá para multiplicar el mensaje y la importancia de la adopción..."

     La jornada, concluía para nosotros, tras la firma de nuestro ejemplar, dedicado a Lera, una fotografía con la escritora Olvido Macías; y con el reparto de unas originales galletas, con el dibujo de la portada del libro... Hubo un tentempié a disposición de los presentes, pero estábamos ya deseando volver a casa con nuestra pequeña.



1 comentario:

  1. Tuvo que ser muy emotivo. Leeré el libro. Fijo.💕

    ResponderEliminar

Déjanos aquí tu comentario, que será publicado con todo nuestro agradecimiento. Esperamos ser de ayuda.